Planes Corporativos

El mundo corporativo de hoy es cambiante, dinámico y proactivo.  Ajustes y nuevas estrategias de negocio son imprescindibles para la supervivencia de las compañías que desean ser exitosas. Después de la crisis financiera del 2008, las corporaciones han tenido que replantear conservadoramente sus estrategias financieras para garantizar el capital y la inversión de sus accionistas.

Operar de forma especulativa o al margen de riesgos previsibles puede significar la quiebra o desaparición de muchas empresas y con ella la alta gerencia corporativa. Ya se vio como empresas financieras y otras corporaciones de variadas industrias con más de 150 años de experiencia, cerraron o tuvieron que ser liquidadas, fusionadas o adquiridas por una pequeña fracción de su valor, siempre a costa de los accionistas e inversionistas.

Efectivamente fue la peor crisis financiera en más de tres cuartos de siglo a nivel mundial, y aún podemos observar las secuelas de este desafortunado evento.

Entre los elementos más importantes de una corporación con sentido conservador es la protección de su capital financiero así como el de sus recursos humanos. Después de todo, es el capital humano quien hace posible que las corporaciones funcionen y generen riqueza para sus accionistas. Personas como directores y otros funcionarios que de cierta manera influyen de forma directa e importante con sus distintas gestiones de trabajo que procuran generar fortuna para la empresa, son considerados como “empleados claves”.  Sin ellos sencillamente no sería productiva la empresa.  Los empleados claves como todos,  conllevan por naturaleza misma, los riesgos ineherentes  al ser humano. Si a esto le sumamos el factor riesgo de la industria a la cual pertenecen y a los paises donde laboran, el riesgo total sobre el capital humano puede ser sorprendente.

Es por eso que muchas empresas previsivas y de naturaleza conservadora, se protegen ahora, invirtiendo en el capital humano clave de la empresa, de forma segura y garantizada, blindando así la generación y acumulación de riqueza, todo esto a la vez que la empresa genera ganancias garantizadas y ciertas.

En función a estas estrategias nuevas de negocio, las empresas que representamos han diseñado planes corporativos sumamente atractivos, con singulares  opciones sobre cesiones o cambios de propiedad, ofreciendo soluciones ciertas a problemas ciertos  de la vida. Inversión garantizada al mismo tiempo que se le brinda protección al capital humano clave de la empresa. El trato diferencial de una adecuada compensación que incluya los beneficios de protección y pensión, como estrategia básica e innovadora de negocio, son elementos imprescindibles en el mundo corporativo actual, para atraer y mantener a los empleados claves y productivos más valiosos que necesariamente tienen que tener las empresas exitosas de hoy.

Click aqui para contactar sin compromiso alguno a un asesor nuestro, con  la experiencia necesaria para ayudarle a encontrar una solución personalizada a su organización.